(999) 920 4040. Ext: 1205 neumo24che24@gmail.com

Pruebas de gabinete de fisiología pulmonar

Espirometría simple y con broncodilatador

El espirómetro en un equipo sofisticado que evalúa la función pulmonar mediante la medición del volumen que una persona puede sacar en un esfuerzo máximo. Es la prueba ideal para el diagnóstico de asma y EPOC

Pruebas de reto bronquial

También se hace con un espirómetro previa nebulización con sustancias capaces de cerrar controladamente las vías aéreas tales como la metacolina, la adenosina o el manitol. Sirve para confirmar o descartar casos de asma de difícil diagnóstico.

Pletismografía Corporal y Lavado de Nitrógeno

Consiste en una cabina en la cual ingresa el paciente la cual contiene una cantidad de aire conocida en su interior, que se equilibrará con el de las vías respiratorias del enfermo al hacer maniobras respiratorias especiales. En el caso de lavado de nitrógeno el paciente respira profunda y rápidamente para sacar todo el nitrógeno que tenga en sus vías aéreas y determinar si existe aire atrapado de más según la enfermedad que se esté evaluando. La finalidad es medir los volúmenes que una persona no puede eliminar de los pulmones de manera voluntaria. Nos da gran información sobre EPOC y Enfermedades del Intersticio Pulmonar.

Difusión de Monóxido de Carbono (DLCO)

Este estudio nos indica cuanta cantidad de membrana de intercambio gaseoso existe funcionalmente hablando, lo cual indica cual es la eficacia del trabajo de pulmón. Sirve también para determinar el riesgo preoperatorio en una cirugía de resección pulmonar.

Ventilación Máxima Voluntaria

Con este estudio podemos saber sin la causa de la dificultad respiratoria es de origen neuromuscular. Consiste en que el paciente respire lo más rápido y profundo posible.

Estudios de Sueño

la poligrafía y la polisomnografía, de distinto grado de complejidad, tienen la finalidad de corroborar o descartar enfermedades de alta prevalencia en nuestro país como el Síndrome de Apnea Obstructiva del sueño. Ambos estudios miden flujo respiratorio, movimientos de la caja torácica, nivel de oxígeno y parámetros cardiacos, que en conjunto dan un panorama completo de la enfermedad. La Polisomnografía a diferencia de la poligrafía cuenta con canales neurológicos para determinar en qué fase del sueño se encuentra el paciente cuando sufre de dichos fenómenos. Una vez que se diagnostica la enfermedad, se requiere una titulación (calibración) automática o manual de presión positiva (CPAP) en laboratorio o en domicilio para el tratamiento definitivo.

Ligas de Interés referentes a las siguientes enfermedades: